Anda poco y mal: malestar en Chimpay por el cajero automático que no da abasto

Chimpay.- El intendente de la localidad, Hugo Funes, mostró su visible malestar por el servicio insuficiente y deficiente que brinda el único cajero automático del Banco Patagonia. «Anda poco y mal», describió.

Funes señaló que es imperioso que se instale una sucursal del Banco Patagonia en el lugar. «En la época de la cereza te encontras con 4 o 5 cuadras de gente esperando para sacar plata», describió. El intendente comentó que mantuvo una reunión con la gobernadora Arabela Carreras para tratar el tema. «En la primera audiencia que tuve con ella, le compartí la preocupación y asumió el compromiso de ocuparse del tema», dijo.

El intendente Hugo Funes

El reclamo de Funes no es nuevo. Hace tres años, por el mismo motivo, señaló en una entrevista a 7 en Punto que era «inconcebible que no sea contemplada nuestra ciudad entre las prioritarias para abrir un punto de atención o instalar otro cajero automático».

«En la primera audiencia que tuve con ella, le compartí la preocupación y asumió el compromiso de ocuparse del tema», dijo Funes sobre el encuentro con la gobernadora.

“Es inconcebible que no sea contemplada nuestra ciudad entre las prioritarias para abrir un punto de atención o instalar otro cajero automático, a través de este banco, no solo perciben sus haberes los empleados públicos provinciales y municipales, el comercio local, sino también todas las empresas frutícolas instaladas en Chimpay que están próximos a incorporar personal de otras provincias multiplicando la cantidad de usuarios”, expreso el intendente Funes.

El intendente insiste que el movimiento económico que tiene la localidad amerita una estructura bancaria más generosa. El movimiento que generan las empresas multinacionales asentadas en la zona, la política de incrementar el volumen del turismo religioso y los salarios que cobran los empleados públicos provinciales y municipales, son algunos de los motivos que apuntó Funes para brindar un mejor servicio bancario ante un cajero que claramente no da abasto.