Choele: La guerra de las semillas

Choele Choel.- En la última sesión del Concejo Municipal, un hombre esperó paciente que finalizara, para transmitir con determinación un reclamo que los ediles ya conocían: José Omar Sancho, productor local, reclamó a los ediles presentes su intervención para dar fin  a un conflicto que mantiene con la Municipalidad desde hace unos meses.

Según Sancho, el Municipio tiene en su poder 521 kilogramos de semillas de alfalfa de su propiedad y no consigue su restitución, pese a los reiterados reclamos y llamadas telefónicas que mantuvo con distintos integrantes del gobierno. Estas semillas, según expuso en notas, estaban distribuidas en 16 bolsas de 32 kg. cada una y se encontraban todas ellas, en la Planta Clasificadora de Semillas ubicada en Av. San Martín de esta localidad.

El relato previo a esta presentación en el Concejo tiene varios capítulos. El inicio se remonta a la visita del subsecretario de Cooperativas y Mutuales de la Provincia, Héctor Rodolfo Ressel en la sede de la desaparecida Cooperativa Agrícola de Provisión de Servicios de Clasificación y Limpieza de Semillas del Valle Medio Ltda. Lo hizo para realizar una constatación y relevamiento de las instalaciones y bienes. En ese momento se designó a la Municipalidad como «depositario» de los mismos y con la facultad de la utilización económica.

Cabe aclarar que la mencionada cooperativa se encuentra extinta y sus antiguos bienes son propiedad actualmente del estado provincial, mientras que el Municipio es titular del inmueble donde se encuentran sus instalaciones.

A partir de ese acto, personal municipal tomó posesión del inmueble y los elementos que se encontraban en su interior, con el fin de poner nuevamente en funcionamiento la planta, de modo de poder prestar así ese servicio a la producción de la región que, de otro modo, se vería obligada a trasladarse a Hilario Ascasubi, para poder limpiar sus semillas.

Entre los elementos que se hallaban en la planta y según lo mencionado por el Secretario de Producción, Turismo y Cultura, Gabriel Jelén, al momento de tomar posesión había 199 bolsas de semilla de avena. Esas bolsas -según consta en remito- pertenecían a Rubén Tunessi, de Bahía Blanca y se pusieron en contacto con él para la entrega. En la planta también encontraron algunas bolsas de semilla de alfalfa de las cuales «no existen constancias de la procedencia o propiedad», señaló el funcionario.

De acuerdo a lo manifestado desde el Municipio, estas semillas se encuentran actualmente en propiedad del estado municipal, «dado que nadie ha acreditado la propiedad de las mismas. Desde que tomamos posesión de la Cooperativa, se ha acercado mucha gente a reclamar la propiedad, no sólo de estas semillas, sino también de máquinas y equipos que se encontraban en el lugar. Nosotros somos responsables por esas cosas. No podemos dárselas a cualquiera que las pida. ¿Qué sucedería si nosotros entregamos esas semillas y, al día siguiente, se presenta una persona con un remito legal (como fue el caso de Tunessi) y nos pide que le entreguemos sus semillas?».

Por su parte, Sancho insiste en solicitar la restitución y afirma que su única intención es recuperar su producción y que desea una resolución del conflicto «… en buenos términos», a la vez que aclara que su presencia en el lugar se realizó a través de un pedido que él mismo realizó a la señora Pignanelli quien, hasta la toma de posesión por parte del municipio, era la tenedora de las llaves del lugar.

El conflicto fue tomando estado público en las redes sociales, con la viralización de distintos audios de comunicaciones mantenidas entre Sancho y funcionarios del Municipio. Algunos de esos audios fueron utilizados por el mismo Sancho en la presentación que hizo en el Concejo Deliberante.

Como corolario de toda esta historia y frente a las notas presentadas por el productor, el municipio inició un expediente dando intervención al departamento de legales que emitió un dictamen tratando de poner fin a la situación.

Según consta en las actas, el director de Seguridad Ciudadana del municipio se puso en contacto con Sancho para solicitarle su presencia por este tema, pero declinó la invitación. «No resulta un dato menor que el reclamante fue invitado a participar del relevamiento, inventario y toma de posesión, afirmando no tener interés, deduciendo posteriormente un reclamo», señaló el dictamen del asesor letrado del Municipio, Pablo Forte.

En ese dictamen, Forte recomendó a José Omar Sancho que acredite su derecho de propiedad, «exhibiendo la documentación y/o los medios de prueba que disponga y que permitan concluir la veracidad de sus dichos». Esto deja abierto el final de la situación que, hasta el momento, no parece encontrar un desenlace.


También te puede interesar: