Construyen invernaderos solidarios que promuevan la soberanía alimentaria

La provincia de Río Negro lleva adelante el proyecto «Mil invernaderos, miles de Oportunidades», un plan que busca favorecer el acceso de las familias a alimentos frescos, «garantizando una vida saludable y promoviendo la seguridad y la soberanía alimentaria».

Además, se construirán 100 Invernaderos Escuela, como centros de capacitación y producción para los vecinos y vecinas de diferentes localidades, y luego se instalarán 1.000 Invernaderos familiares en cada comunidad.

La secretaria de Coordinación del Ministerio de Desarrollo Social provincial, Luciana De La Fuente, explicó a Télam que «el plan invernadero, mil oportunidades es un proyecto que surge del Plan Río Negro Nutre, el cual es un plan transversal y abarca a todos los Ministerios».

Según explicó la coordinadora, el proyecto consiste en dos etapas: «La primera es la construcción de invernaderos escuelas o macro túneles, que son invernaderos en los cuales se va a capacitar a familias con un amplio grado de vulnerabilidad», detalló.

«Y luego capacitarlas en cuanto lo que es siembra y cosecha de verduras, obviamente dependiendo de la zona, ya que no es lo mismo, por ejemplo, en la Línea Sur, con lugares muy áridos, o el Valle donde es más fértil», indicó.

«Lo que se busca como objetivo general es garantizar el acceso a alimentos seguros para todos los habitantes de la provincia, y justamente este proyecto de los invernaderos surge con la idea de la soberanía alimentaria», aseguró De La Fuente

«Entonces lo que se hace en estos puntos de capacitación es brindar las herramientas teóricas, a través de manuales, videos interactivos, claro que con todo esto de la pandemia es bastante complejo el tema de la capacitación presencial, pero se hace a través de tutoriales que graban los técnicos del área de Producción rionegrina», aseguró De La Fuente.

Con respecto a las personas que van dirigidas estas capacitaciones sostuvo que «las familias son elegidas a través de los propios municipios, se los capacita, y una vez que pasan por este proceso se les instala un micro-túnel o invernadero familiar, en los cuales las familias plasman todo lo aprendido a los largo del proceso de capacitación».

«De esta manera, las familias pueden acceder a alimentos con un alto valor nutricional, alimentos seguros, que es algo que también favorece a todo lo que son los circuitos locales de intercambio de frutas y verduras».

«Por otra parte, también se les proveen las herramientas para trabajar la tierra, como las palas, la instalación se hace también a través del Gobierno con todo lo que es el nylon, estructura, semillas, es bastante amplio el programa», señaló.

Este innovador plan tiene un antecedente en la construcción de invernaderos en la provincia: en el año 2017 se presentó el plan «Enrique Guzmán», que ya tiene 23 construcciones en todo el territorio y contribuye con localidades y familias alejadas de los grandes centros urbanos y que tienen dificultades para acceder a hortalizas frescas.

«Nosotros comenzamos ahora con esta nueva etapa, es distinto plan pero el mismo objetivo, ya tenemos en funcionamiento invernaderos en Choele Choel, en Viedma y continuamos con algunos que se van a construir en Bariloche«, contó la referente de Desarrollo Social.

«Es impresionante el resultado de los invernaderos, las primeras verduras obtenidas son las de hojas verdes como lechuga, acelgas entre otras ya que justamente esta clase de plantaciones tienen el ciclo más corto entre siembra y cosecha», explicó.

«Y esto nos permite la posibilidad de capacitar más rápido a las personas, por otra parte estos invernaderos tienen una zona externa pensada para plantas aromáticas, incluso hortalizas como zapallos, es decir que el plan tiene varias aristas», completó. (Télam)


También te puede interesar:

, , ,