Corazón y Pandemia: Qué Golazo y los sueños de jóvenes con discapacidad retoman actividades

Lamarque.- Desde hace dos años, Gonzalo Zunzunegui y Lorena Calvete son conocidos en la localidad por provocar iniciativas creativas con fines solidarios  Como las  obras de teatro con títeres desde el paredón de su casa que llegaron hasta los medios de Buenos Aires. Dan siempre una mano a quién más lo necesita.

La fundación Qué Golazo hace dos años que cuenta con personería jurídica. Y en la semana se encuentran varios jóvenes y adultos que hay finalizaron sus ciclos lectivos en la escuela especial y no encuentran salida laboral para solventar sus gastos. O en muchos casos, poder brindar a los vecinos algunas de tantas manualidades o artesanías que saben hacer y muy poca gente conoce.

Con la ayuda y recomendaciones por parte del Comité de Crisis de Lamarque comenzaron a realizar actividades en la fundación. «Obviamente tomando los recaudos necesarios y siguiendo los protocolos establecidos por Salud», aclaró Gonzalo.

«Esta fundación es totalmente independiente y fue creada por nosotros con el afán de hacer algo para los demás», señaló el creador de Qué Golazo

«Esta fundación es totalmente independiente y fue creada por nosotros con el afán de hacer algo para los demás», señaló el creador de Qué Golazo y agregó que en la fundación hay jóvenes que tienen distintas discapacidades, entre ellos, no videntes, hipoacúsicos, Síndrome de Down y algunos con discapacidad intelectual. Son 15 jóvenes que se reúnen con el fin de encontrarse y poder realizar labores didácticas.

Gonzalo explicó que algunos cuentan con una pensión, pero muchas veces no les alcanza. Y a través de la fundación pueden hacer manualidades para vender. También realizan bolsas y pastas. «Cada 15 días hacemos pastas y lo recaudados se reparte entre ellos. Y a los otros 15 días, la recaudación es para comprar materiales e insumos para las actividades que hacen», explicó Gonzalo. Y algunos familiares colaboran, están cerca. Ayudan a realizar la entrega a domicilio de los productos que elaboran.

La fundación Qué Golazo cuenta con siete talleres. Y se dan talleres de artesanías de madera, clases de tango, fútbol para ciegos, tenis, fabricación de bolsas ecológicas, y cuentan con una fábrica de pastas. «Con nosotros colaboran muchos vecinos y algunos locales con materiales», comentó Zunzunegui.

Las actividades de la fundación se desarrollan en el salón de la Iglesia María Auxiliadora. El dueño de la canchita de fútbol de la YPF presta las instalaciones para realizar actividades. Y el tenis para ciegos se realiza en el Club Lamarque. El resto de las actividades recreativas se despliegan en la cancha de la Iglesia. El grupo de trabajo cuenta con una psicopedagoga y una estudiante de escuela especial, además de algunos profesores. La gente que quiera descubrir el trabajo que hacen puede encontrarlos en la Fundación Qué Golazo (Facebook).

«Cuando pase todo esto, queremos planificar otras actividades. Algún viaje, porque por ejemplo fuimos invitados por el Club Deportivo Roca. Además, tenemos que ir a Viedma porque nos tienen que dar actividades del Consejo de Discapacidad. Estamos ansiosos por empezar con todo», describió Gonzalo con entusiasmo.


También te puede interesar:

, ,