Cuando el amor por la pelota te lleva lejos de casa

Choele Choel.- Nicolás Rosas tiene 14 años. Mientras se escribe esta nota, Nico está subiendo a un ómnibus que lo va a dejar en su nueva ciudad de residencia, Santa Rosa. Allí lo espera el Deportivo Mc Allister, el club al que acaba de incorporarse, para poder hacer crecer su sueño: Convertirse en jugador profesional de fútbol.

Un sueño que, pese a su corta edad, ya lleva creciendo en su interior muchos años. Lo decidió luego del mundial de 2014. En ese momento tuvo la firme convicción de que su vida se dirigiría por ese camino. Es así que, con el apoyo de su familia, en el año 2017 fue por primera vez a probarse a Santa Rosa y también al club Vélez Sarfield.

A fines de ese mismo año volvió al club pampeano y ya en  Julio de 2019, Patricio Mc Allister, hermano del reconocido jugador de Boca, le propuso ingresar al club y también participar de un viaje a Europa para integrar un grupo de jugadores que se enfrentarían en amistosos con equipos como Real Madrid, Alcorcón y otros.

Esta invitación no se pudo concretar porque Nico había viajado en Marzo de ese mismo año a Italia, como refuerzo del club Los Aromos de Trelew. Allí participó, en Gallipoli, del trofeo Carolli Hotels, jugando contra el Empoli, la Sampdoria, el Nick Bari (filial local de la Juve) y el Soccer Dream (filial del Manchester United, comandada por el uruguayo Chevanton).

Finalmente la incorporación al club se concretó en febrero de este año. El Deportivo Mc Allister es un club formativo, con muchas vinculaciones con equipos grandes.  Allí se entrenan proyectos deportivos de lugares tan distantes como Calafate, Nigeria o Venezuela. En estos días Nico, no sólo va a jugar para el club, sino que también va a participar de un campus de entrenamiento intensivo luego del cual, se realiza una prueba con clubes de AFA .

«Al principio lo dudé un poco, porque creía que iba a extrañar» nos cuenta Nicolás. «… lo que me impulsó fue ver a mi hermana que se fue a vivir a otro país y ver que ella pudo hacer su vida sola allá me hizo sentir que, aunque yo sea más chico, yo también podía hacerlo»

La historia de Nicolás es una de muchas otras. Es grande la cantidad de niños de la zona que emigran detrás de una pasión deportiva que hierve en la sangre. Nombres como Julián Segatori (Olimpo – Vélez – actualmente en México), Tomás Álvarez (Olimpo), Francisco Giretti (Boca), Exequiel Godoy (actual jugador de la primera de Liniers), el «Pampu» González (jugó en la primera de Lanús, actualmente en Independiente de Rivadavia de Mendoza, en la 1ra B Nacional) y su hermano, el «Lorito» González (jugador de Villa Mitre), Jonathan Font (RKSV Scherpenheuvel, Antillas Holandesas) y también en fútbol femenino, se destaca la figura de la pequeña Lara Trincheri (River); son sólo ejemplos de una enorme legión de jugadores con los que el Valle Medio nutrió a equipos de distintas latitudes.

Por supuesto que, si hablamos de este tema, no podemos dejar de nombrar a alguien que, desde hace mucho tiempo se convirtió en referente del fútbol del Valle Medio. Por su trayectoria, su destreza y por su hombría de bien, Mario «Cota» Álvarez se ha convertido en referencia obligada del fútbol del Valle Medio.

Lo cierto es que detrás de ese éxodo, siempre hay un niño con sueños, con ilusiones y por supuesto, también con dudas y temores. Se requiere mucha decisión y coraje para tomar una decisión como esta a tan corta edad por lo que les deseamos el mayor de los éxitos para que puedan crecer como deportistas, como personas y para que puedan dejar siempre bien arriba las banderas del fútbol del Valle Medio.


Vea También:

,