Fuerte suma de dinero: Un fallo obliga a clubes de fútbol a indemnizar a un jugador que sufrió una lesión en partido

Valle Medio.- La Liga de Avellaneda está atravesando un momento amargo, más allá de las complejidades propias de la pandemia. En los últimos días se confirmó un fallo de la Justicia que obliga a los clubes Chimpay, Darwin y al jugador Marcelo Ambroggio indemnizar la lesión del jugador Carlos Morgado.

El abogado de la liga, Jorge Bernardis, explicó que Morgado inició un reclamo por un accidente deportivo que provocó una lesión en un partido que se disputó en entre los clubes de Darwin y Chimpay. El jugador accionó contra los clubes, la Liga y el jugador con quién tuvo la fricción en el partido, Ambroggio.

«La jueza determinó que debían reparar el daño», comentó el abogado y agregó que desde la institución apelaron porque entendieron que se trató de un accidente deportivo en el marco de fútbol amateur. «Cuando sos amateur y confrontas en una actividad que supone riesgos, la posibilidad existe. Entendimos que eso eximía de responsabilidad a los clubes y al jugador», explicó Bernardis.

La liga mantuvo audiencias previas en la Cámara que transmitió que el criterio que se privilegiaba era el de reparar el daño. El abogado de la liga expresó los motivos por los que consideraban que no era resarcible, pero la Cámara confirmó el fallo en primera instancia. Hubo modificaciones en los montos, no en la cantidad que pretendía el demandante. «Es un monto al rededor de los 2.000.000 de pesos. Decidimos no seguir porque nos parece un dilate de juridicidad», apuntó.

Observó que evidentemente no se considera, entonces, el rol de los clubes en la sociedad. «No había seguros, por lo general los clubes tienen solo para el traslado de los jugadores», aclaró. Y dio un ejemplo para explicar el fallo. Si alguien se lesiona jugando en la isla 92 en un partido improvisado, ¿se le hace un juicio al Municipio?

Para los clubes la situación es muy complicada. Deberán afrontar un monto altísimo en una realidad sin recursos. «Si en plena actividad, juntaban los centavos, me imagino ahora», apuntó Bernardis.


También te puede interesar: