IGUALDAD DE GÉNERO

| 09/02/2024

Tenían un minimercado y se separaron: fallo respaldó los derechos de la mujer en una sociedad de hecho

Sentencia judicial aplica perspectiva de género y reconoce a una mujer como socia en un negocio familiar.

Tenían un minimercado y se separaron: fallo respaldó los derechos de la mujer en una sociedad de hecho

En un fallo histórico, un juez reconoce a una mujer como socia en un negocio familiar luego de una separación conflictiva. Según la denuncia, la pareja convivió durante varios años y juntos lograron hacer crecer un mercado barrial en Viedma, que pasó de ser una verdulería a un exitoso minimercado. Sin embargo, al momento de la separación, el hombre argumentó que su ex pareja solo había "colaborado" en el negocio y que todos los bienes estaban a su nombre.

La demandante sostenía que participaba activamente en la toma de decisiones y en la administración del negocio, realizando tareas como pedidos, pagos a proveedores y atención al público. Además, denunció que el ex pareja nunca permitió utilizar el dinero que ganaban juntos ni participar de las decisiones sobre los bienes adquiridos.

El fallo se basó en diversos testimonios y pruebas documentales que demostraron la participación activa de la mujer en el negocio. Además, el juez hizo hincapié en la importancia de aplicar una perspectiva de género en el caso, considerando las desigualdades socioeconómicas y culturales que influyeron en la asignación de roles dentro de la pareja.

En este sentido, el juez descartó la afirmación del demandado de que la mujer solo había colaborado en el negocio y no había aportado económicamente ni mediante su trabajo. Consideró que esta interpretación reflejaba un paradigma patriarcal y reconoció que la participación de la mujer en la sociedad de hecho era del 50%.

De esta manera, el fallo reconoció la sociedad comercial de hecho entre la pareja y determinó que los bienes adquiridos durante la convivencia debían ser incluidos en dicha sociedad. Este precedente sienta bases importantes para futuros casos de separación en los que exista una desigualdad de género en la distribución de bienes adquiridos en común.

La sentencia destaca la importancia de aplicar una perspectiva de género en la resolución de conflictos legales, para garantizar una mayor equidad y justicia en las decisiones judiciales. El reconocimiento de la mujer como socia en el negocio familiar es un avance significativo en la lucha por la igualdad de género en el ámbito judicial y en la protección de los derechos de las mujeres en situaciones de separación conflictiva.

Te puede interesar
Ultimas noticias