LAS DISTINTAS INTERPRETACIONES CULTURALES

| 14/05/2024

Protección, mal augurio y rituales: el poder simbólico de derramar sal

Descubre el origen y las creencias detrás de esta antigua superstición.

Protección, mal augurio y rituales: el poder simbólico de derramar sal

El derrame de sal es una superstición arraigada en diversas culturas y con interpretaciones contradictorias. Mientras que para algunas el derrame de sal es sinónimo de mala suerte y ruptura de amistades, para otras tiene un significado positivo y protector.

El origen de esta creencia se remonta a la Antigua Roma, donde la sal era considerada un bien valioso y su derrame era percibido como un símbolo de derroche. Esta concepción se extendió a otras culturas, como los egipcios, los asirios y los griegos, para quienes volcar sal era un mal augurio que requería un acto de contrición para evitar consecuencias desfavorables.

En el cristianismo, el derrame de sal está relacionado con la traición y se encuentra presente en el cuadro "La Útima Cena" de Leonardo da Vinci, donde Judas Iscariote es representado derramando sal sobre la mesa. Según la creencia cristiana, el demonio solo se sienta del lado izquierdo, por lo que el ritual de arrojar un puñado de sal sobre el hombro izquierdo se utilizaba para cegarlo y protegerse de la mala suerte.

En el budismo también se realiza este ritual, aunque sin especificar sobre qué hombro se arroja la sal. En este caso, se realiza luego de un funeral, con el objetivo de evitar que los espíritus se acerquen a los hogares y los invadan.

El judaísmo considera que la sal tiene un poder contra las entidades malignas y la energía negativa. Se cree que las casas están llenas de demonios y que esparcir sal en los rincones ayuda a sacarlos de sus escondites. Esta creencia está relacionada con la idea de que los fantasmas quedan atrapados en los rincones, al igual que la energía negativa según el feng shui.

Curiosamente, en culturas orientales como la china y la japonesa, la sal tiene un significado positivo. En China se cree que la presencia de sal ahuyenta a los espíritus malignos, mientras que en Japón se utiliza en el teatro para protegerse de las malas acciones de los espíritus, rociando el escenario con este mineral.

El simbolismo detrás del derrame de sal revela tanto la fragilidad de la suerte como la importancia de protegerse contra las influencias negativas, según diferentes creencias y tradiciones. Mientras que algunas personas interpretan el derrame de sal como un presagio negativo, otras buscan desafiar las supersticiones y encontrar significados más positivos y esperanzadores en los símbolos cotidianos de la vida.

Te puede interesar
Ultimas noticias