SEGÚN ESTUDIO

| 07/02/2024

El estrés financiero, más dañino para la salud que el duelo

El estrés financiero, más dañino para la salud que el duelo

Según un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad College de Londres (UCL), el estrés financiero puede ser uno de los factores más perjudiciales para la salud, incluso más que la pérdida de un ser querido.

La investigación, publicada en la revista Brain, Behavior and Immunity, analizó a casi 5,000 adultos mayores de 50 años y encontró que el estrés financiero fue el factor estresante que se asoció más con perfiles de salud riesgosos a largo plazo.

El estudio utilizó cuatro biomarcadores en la sangre para medir los perfiles de riesgo: el cortisol, hormona producida en respuesta al estrés, la proteína C reactiva (PCR) y el fibrinógeno, actores inmunes que responden a la inflamación, y el factor de crecimiento insulínico 1 (IGF-1), relacionado con el envejecimiento y la longevidad. Los participantes que informaron estar estresados en general tenían un 61% más de probabilidades de pertenecer a la categoría de alto riesgo que a las categorías de riesgo moderado o bajo en un seguimiento de cuatro años.

Sin embargo, aquellos que estaban estresados únicamente por motivos financieros tenían casi un 60% más de probabilidades de mostrar un perfil de alto riesgo cuatro años después. Por cada estresor adicional, como el divorcio, la probabilidad aumentó en un 19%. Estas asociaciones se mantuvieron significativas independientemente de la genética, situación socioeconómica, edad, sexo o factores de estilo de vida.

"Descubrimos que el estrés financiero era más perjudicial para la salud biológica, aunque se necesita más investigación para establecerlo con certeza", señala Odessa Hamilton, epidemióloga de UCL. "Esto puede deberse a que esta forma de estrés puede afectar muchos aspectos de nuestras vidas, como conflictos familiares, exclusión social e incluso hambre o falta de vivienda".

Aunque los resultados del estudio no indican necesariamente que el estrés cause directamente problemas de salud a largo plazo, sí sugieren que el estrés tiene un impacto significativo en el envejecimiento del cuerpo. Además, algunas formas de estrés pueden tener mayores efectos físicos que otras.

El estrés agudo desencadena cambios hormonales que aumentan la respiración, la presión arterial y la frecuencia cardíaca, y el sistema inmunitario responde produciendo más moléculas proinflamatorias. Permanecer en un estado elevado de estrés puede llevar a una activación inmunológica crónica, lo que puede empeorar las enfermedades físicas y mentales.

Te puede interesar
Ultimas noticias